5 consejos para acabar tu primer maratón

1. Se paciente.

No te exijas demasiado al comienzo de tu plan de entrenamiento. Pretender alcanzar rápidamente tu pico de forma provocara que te lesiones o te enfermes. Date tiempo para construir una base sólida sobre la que ir trabajando.

Hay una estadística fantástica sobre los maratones. Solo el 72% de los que comienzan una maratón son capaces de acabarlo. Por eso, tu primer objetivo debe ser llegar en forma a la Maratón para ser capaz de terminarlo.

2. Establece un objetivo

Todos los corredores mantienen una lucha constante con la motivación, pero es más fácil lidiar con los bajones motivacionales si se tiene una meta clara para la carrera.

Me gusta que la gente tenga un objetivo de carrera. Podría ser cualquier cosa, desde simplemente ser sub 3horas, lo importante es que sea firme y medible. Por eso, te sugiero que corras una carrera de 10k. Esto te servirá como predictor de tiempo de carrera para un maratón. No es una garantía, pero es mejor que dar palos de ciego antes de comenzar un maratón!

3. Establecer nuestra rutina

Si miramos las rutinas de la mayoría de los atletas profesionales, nos damos cuenta de que son bastante rígidas. Ellos saben cuándo ejecutarla y el tiempo de cada ejecución. Nosotros no tenemos el lujo de estructurar nuestras vidas entorno a nuestro entrenamiento, pero podemos asegurarnos de que nuestro tiempo de entrenamiento sea sagrado. Establece una hora, organiza un encuentro con un amigo o únete a un grupo de entrenamiento para asegurarte de que tus planes de entrenamiento se cumplen.

Si te preguntas cuantos entrenamientos debes llevar a cabo por semana, la respuesta dependerá de tu objetivo. La belleza de correr es, en su mayor parte, obtener lo que das. Si estás apuntando a bajar de las 3 horas, deberás realizar un mínimo de 4 sesiones semanales. Si tienes un objetivo más accesible, deberás llevar a cabo 3-4 sesioens semanales. Deberás prestar atención a las respuestas de tu cuerpo a cada entrenamiento.

Es muy fácil obsesionarse en los números cuando entrenamos para un maratón. Se debe seguir un plan de 16 semanas, que incluya una carrera de 20 millas como su carrera más larga, 3-4 semanas antes del día de la carrera, y ejecutar todas tus millas al ritmo al que pretendes correr el maratón.

Una vez que hayas conseguido una buena base física, vale la pena pensar en los atributos que se necesita para mejorar como corredor y pensar en cómo su mejora se transforma en resultados satisfactorios. Ritmos de tiempo, intervalos, pasos y fartleks pueden asustarte un poco al principio, pero entender sus beneficios y su importancia debe hacerlos más atractivos.

4) Pensamiento positivo

Es improtante comenzar a ejecutarlo en los entrenamientos previos al maratón. Se debe cambiar el “aún me quedan…” por “sólo me quedan tantos km”. Hay que relativizar siempre las distancias e ir fijando objetivos a corto plazo.

5) El último y más importante consejo: no perder nunca el respeto por esta distancia.

Se trata de una de las distancias más duras, por lo que nunca debemos perder de vista la dificultad que conlleva afrontarla. No obstante, no se debe confundir respeto con miedo. Si hemos sido capaces de llevar la preparación adecuada seguro que seremos capaces de obtener un resultado exitoso.